domingo, 5 de febrero de 2012

Cocinar en cocotte: Receta para mini cocottes de salmón con vegetales a la crema de mostaza antigua.

¿Qué es una cocotte? Pues básicamente una olla, una cacerola o cazuela tradicional. Pero suena mejor decirlo así, ¿no? El caso es que el término cocotte está reservado no a cualquier tipo de olla. Sino a las típicas cacerolas de barro, cerámica o hierro fundido vitrificado que permiten una cocción lenta de los ingredientes. Conservando así todos los sabores y nutrientes gracias a que la difusión del calor es homogénea.

Hay varias marcas que comercializan este tipo de cacerolas. La más conocida es Le Creuset, pero podemos encontrarlas en otras casas como Staub, incluso Ikea tiene su propia cazuela de hierro colado vitrificado. Suelen ser caras, carísimas, las de Ikea son las más accesibles. Pero eso sí, son para toda la vida. Las de Le Creuset donde más económicas salen es en Amazon UK.

Están disponibles en varios tamaños y formas. Yo me decanté para empezar por una cocotte redonda de Le Creuset de 22 cm en tono turquesa. Da para unas cuatro raciones. Me gustaría ampliar la familia con una más grande, y también le tengo ganas a las ovaladas.


Pesan una barbaridad, pero es lo que tiene el hierro colado. Las tradicionales son de color naranja, pero ahora disponemos de una amplia gama de colores a elegir.

En concreto, la firma Le Creuset fabrica sus cacerolas en la ciudad de Fresnoy-Le-Grand, en el norte del país de Francia. Y para su elaboración conjugan tecnologías avanzadas con trabajo artesanal. Cada pieza es única, y ofrecen una garantía de por vida. Es una de estas cosas que pueden usar varias generaciones.
Es apta para cualquier fuente de calor, fuego tradicional, vitrocerámica, inducción, horno, barbacoa... Y se puede lavar perfectamente en el lavavajillas (aunque en principio esto puede alterar la estética de la cocotte).

Precisamente por permitir una difusión del calor uniforme, es ideal para cocinar estofados y guisos. Pero también sopas, asados, pasteles, quiches, bizcochos, pan... Todo lo que se nos ocurra. 
  
La tapa también es de hierro, con lo que una vez que hemos retirado nuestra cocotte de la fuente de calor, el alimento conservará su temperatura durante un buen rato. Además son preciosas, o eso me parece a mí, con lo que se pueden llevar directamente a la mesa sin tener que traspasar lo que hemos cocinado a una fuente de servir. 

Imagen de Amazon.co.uk
 El mismo proceso por el que conservan el calor se puede aplicar al frío. Si la metemos un ratito en la nevera y luego preparamos una ensalada en ella, se conservará fresca en los días calurosos. Y como no absorve aromas ni olores es ideal también para macerar alimentos antes de su elaboración.

Y si seguimos unas pautas sencillas de mantenimiento, tendremos un instrumento de cocina de por vida. Yo estoy encantada, enamorada, adoro mi cocotte turquesa. 

Tenemos también otra versión de las cocotte, las minis. Pero estas no están fabricadas con hierro colado vitrificado, sino que son de cerámica. Aptas para el horno, microondas, congelador y lavavajillas. El mundo de las mini-cocotte es impresionante. Podemos preparar un sinfín de platos dulces y salados con una presentación ideal. A mí este año los Reyes Magos me trajeron un set de tres que estrené el fin de semana pasado.


El plato más típico que podemos preparar en las minis es el archiconocido Huevos en cocotte. Es fácil, versátil y con un resultado espectacular. Yo lo he preparado varias veces antes de tener las minis, lo hacía en el típico ramenquín de cerámica refractaria (apta para el horno) que podemos encontrar en cualquier tienda de menaje. 

Pero tenemos muchísimas posibilidades más. Yo decidí estrenarlas con un plato a base de salmón. La receta estaba en francés y con ayuda de un traductor conseguí enterarme de qué era lo que tenía que hacer. Como siempre, la adapté un poco a mis gustos y posibilidades y varié un poco la receta original. Que por ejemplo lleva tiras de bacon, mientras que la mía no. La receta original se llama Mini-cocotte de blanquette de saumon à la moutarde ancienne. Yo la rebauticé como:

Mini-cocotte de salmón con vegetales a la crema de mostaza antigua:


Yo adapté la receta para dos personas y aún así llené una tercera mini-cocotte y me sobró crema que reutilicé al día siguiente para acompañar un plato de pasta.

Ingredientes:
  • Una rodaja grande de salmón fresco.
  • Un par de zanahorias.
  • Un puerro.
  • Un calabacín de buen tamaño. 
  • 10/12 champiñones o setas de temporada.
  • Una tarrina de Crème Fraiche (o nata líquida si no encontramos). Yo me pasé con las cantidades de la crema y me sobró cantidad para acompañar a la pasta que utilicé de guarnición, y para otras dos raciones de pasta al día siguiente.
  • Un par de cucharadas soperas de mantequilla.
  • Un par de cucharadas soperas de harina de trigo.
  • Dos cucharadas de mostaza antigua.
  • Un dado de caldo de verduras o de pollo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración: 

Limpiamos bien el salmón y lo cortamos en dados no muy grandes, reservamos. 

Lavamos y pelamos bien las zanahorias, los calabacines y el puerro. Cortamos el puerro en rodajas, las zanahorias en bastones, y el calabacín en dados de tamaño similar a los del salmón. Cocemos los vegetales en agua a la que habremos añadido el dado de caldo. Escurrimos las verduras y reservamos el caldo.

Limpiamos bien los champiñones o las setas y los cortamos con la mano en trozos bastos. En una sartén engrasada con aceite de oliva virgen extra salteamos los dados de salmón salpimentados y los champiñones (si añadíesemos las tiras de bacon las incorporaríamos también aquí, en ese caso yo casi no añadiría aceite a la sartén). Reservamos. Y encedenmos el horno para que se precaliente a 200º.

Para la crema derretimos en un cazo la mantequilla y añadimos de golpe la harina, removiendo bien para que se integren. Vamos añadiendo poco a poco caldo de verduras hasta conseguir una crema espesa. Añadimos la media tarrina de Crème Fraiche o la nata líquida y mezclamos. Por último añadimos las dos cucharadas de mostaza antigua y removemos hasta que se integre todo.


En la sartén donde teníamos reservados los dados de salmón con los champiñones añadimos las verduras y la crema y lo removemos con cuidado.

Lo disponemos cuidadosamente en nuestras mini-cocottes, las tapamos, y las introducimos al horno durante 10 minutos. 

En la receta sugieren acompañarlo de una guarnición de arroz, yo me decanté por pasta y emplaté las cocotte con unos mafaldi con un poco de la crema a la mostaza antigua sobrante. 


Resulta un plato super entrenetido de hacer y os aseguro que está tremendo. 

Tenéis mini-cocottes mucho más asequibles en tiendas como Casa en incluso en la zona de menaje de grandes superficies.

Referencias Web:

¿Os gustan las cocottes? ¿Tenéis alguna o morís por tenerla? ¿O sois mucho más prácticos y preferís no complicaros la vida con cacharros innecesarios?
Gracias por leer y comentar. ^_^
 

38 comentarios:

  1. Qué cosa más bonita de ollas *_____* sobre todo en color malva, me chifla! Tomaré nota de tu receta, que lo que es cocinar es cosa mala lo que me gusta a mi >____< Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son taaaaaaan monas. Las de la gama turquesa también me perdían. <3<3<3 Otro beso para ti.

      Eliminar
  2. K buena pina tiene todo y que monas las minicacerolitas!!!!!
    Me anoto la receta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes ocasión, pruébala, es un poco elaborada pero el resultad merece muchísimo la pena. ^_^

      Eliminar
  3. PINTAZA...y domingo a estas horas...estoy salivando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Me pasa igual al ver fotos de comida. ñam ñam. Qué perdición.

      Eliminar
  4. No soy muy fan del salmón, pero la verdad es q tiene una pintazaa!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi hermana y a mi madre les pasa igual. Supongo que el salmón tiene un sabor demasiado característico. Pero tienes que probar al menos la crema de mostaza antigua. Menuda sorpresa me llevé. ^_^

      Eliminar
  5. Me encanta el salmón! y las ollas me parecen súper bonitas. Voy a echar un vistazo en amazon.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio es donde más baratas salen, o al menos donde más baratas las he visto. Hablo de Le creuset. Luego hay opciones más baratas por ahí. Por ejemplo vi unas el otro día en Carrefour por un euro y poco, pero no eran de 10 cm., eran de 8 cm., creo. ^_^

      Eliminar
  6. Estoy enamorada de tus mini cocottes!!! Yo quiero!!!! Y que pinta el salmón, y esa pasta de guarnición! Que ricoooooooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nicamum, qué ilusión me hacen siempre tus comentarios. <3

      Eliminar
  7. La verdad es que son superbonitas,y tienen unos tonos pastel que me encantan!! A ver si algún día me puedo hacer con alguna.

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son preciosas, sí señor. Y es muy divertido comer en ellas. Además de que queda riquísimo. Pero tenemos otras opciones, las de Casa o Carrefour. O el típico ramenquín refractario. Yo he estado utilizándolos hasta que los Reyes majos me han regalado las cocottes. ^_^

      Eliminar
  8. La receta me la quedo.Tengo que hacerme con una cocotte de esas, lo difícil será decidir el color son todos preciosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo... Yo estuve tiempo que sí, que no con los colores. Aunque siempre he nadado entre dos aguas: Turquesa o morado. Al final para la grande me decidí por el tono turquesa y para las pequeñas por los tonos en morado... Descarté la posibilidad de tenerlas todas a juego. No sé si me arrepiento. Y tampoco sé qué color cogeré si compro más adelante una más grande. ¡Una indecisión patológica total! XD

      Eliminar
  9. Yo tengo las de Casa, no son tan monas como las tuyas, pero de momento me hacen el apaño, eso sí, algún día me compraré las de Le Creuset. Luego grande tengo una que me compró mi madre en eci, no es Le Creuset pero pesa una barbaridad y los guisos salen muy buenos en ella, pero lo mismo, que algún día compraré una de Le Creuset en blanco o turquesa como la tuya.

    Probaré esta receta, tiene una pinta estupenda, aunque le haré alguna modificación, que yo y las verduras no somos muy buenas amigas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de Casa son super monas, además las hay de otras formas. A mí me gustan mucho. Y probablemente la de ECI sea de otra buena marca. Yo creo que Le Creuset es la más conocida pero tampoco tiene por que´ser la mejor, ¿no?
      Sin verduras será otra cosa, pero seguro que queda riquísimo. El salmón tiene mucha personalidad y perfectamente puede llevar el solo el plato, si le añades el bacon que yo no usé y utilizas la crema a la mostaza... ñam ñam. Igual lo pruebo yo también. ^_^

      Eliminar
  10. Hola!

    Mira que vi veces esas tarteras en el corte ingles, es cierto que pesan un monton!!!

    Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy por ponerme a tonificar brazos con la grande... xD

      Eliminar
  11. Menuda Pinta! Se me ha hecho la boca mirando las fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, otra fan del salmón, entonces, ¿no? ^_^

      Eliminar
  12. He visto mil veces estas cacerolas en la sección de menaje pero no sabía que tenían "nombre propio". No tengo ninguna pero después de leer esta receta y ver la foto, igual me animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que los que somos cocinillas se nos acaban metiendo entre ceja y ceja. Yo llevo mucho tiempo soñando con ellas para mi cocina... XD

      Eliminar
  13. Estoy enamorada de la olla ( perdón, cocotte ) azul! y esa recetilla me vendrá genial para estrenarla... :)

    Un beso y gracias por animar mi cocina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te haces con ella me contarás qué tal. Gracias a ti por comentar. =*

      Eliminar
  14. Que bonitas sus cocottes , la rosita palo me chifla ! Mi madre tiene una más grande y la verdad que es una maravilla !
    No soy muy fan del salmón ... pero tiene muy buena pinta !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra no fan del salmón. NO sabéis lo que os perdéis... jajaja La rosa lleva tu nombre grabada, Kyra. ^_^

      Eliminar
  15. Me encantan las minicocottes es como si comiéramos de ración ¿verdad? Tu receta se ve deliciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es cierto! Silvia, me hace muchísima ilusión que te pases y comentes. No dudes en hacerme las observaciones y recomendaciones que creas oportunas. Tanto a nivel cocina como a nivel fotográfico. Otro beso para ti.

      Eliminar
  16. Interesante post! Conocía lo que eran las cocottes pero no entendía su precio tan elavado. Gracias por la aclaración!

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que aunque estén hechas de buenos materiales, una a una, artesanalmente, y de su garantía de por vida... Siguen pareciéndome demasiado caras... Pero no me pude resistir. ¡Gracias a ti por pasarte y comentar!

      Eliminar
  17. Qué bueno por favor!! Y qué preciosas las mini cocottes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, linda. Sabía que a ti te gustarían. Creo que somos gemelas de gustos. XD

      Eliminar
  18. Me compré dos mini cocottes turquesas, las estrenaré con esta receta... Espero encontrar mas recetas como esta, mmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, hacía tiempo que no veía las fotos y me ha dado hambre! jajaja Me sorprendió muchísimo el sabor. Si la haces no te olvides de avisarme. Muchas gracias por pasarte y comentar. ^_^

      Eliminar
    2. Hoy hice la receta, y creo que he triunfado, mi pareja se ha comido todo todo, y a mi me ha sorprendido, pensaba que con las verduras hervidas no nos gustaría tanto pero está buenísimo.
      ¿Sabes donde puedo encontrar más recetas para la mini-cocotte?
      Probé también hace unos días unos huevos al horno y también quedé maravillada, bueno, quedamos los dos.

      Eliminar
    3. Qué bien, la verdad es que a mí también me sorprendió mucho. Pues a mí me regalaron un librito con recetas. Pero quería estrenarlas con una de salmón y en el libro no venía ninguna. Así que busqué en internet. En realidad se puede hacer lo que uno quiera, solo hay que adaptarlo un poco. Yo todavía no las he vuelvo a usar para nada elaborado. Pero tengo que hacer algo porque hay que sacarles partido.
      Mira, aquí han salido unas cuantas al poner "cocotte", la mayoría son de huevos, pero creo que hay alguna que no. http://www.tastespotting.com/search/cocotte/1
      ¡Si pruebas algo que merezca la pena, avísame! ^_^
      Gracias por venir a comentarme que la has hecho y que te ha gustado, me ha hecho mucha ilusión. Un besote

      Eliminar

Tu comentario me hace sonreír siempre. ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips