domingo, 31 de agosto de 2014

We are charlottetilburized: Los Colour Chameleon de Charlotte Tilbury

Hoy quiero hablar de uno de los productos que más me ha enamorado en los últimos meses, los Colour Chameleon de Charlotte Tilbury. Ya os había presentado el del tono Dark Pearl cuando os hablé de la marca en este post. 


Son sombras en crema en formato lápiz que permiten una aplicación muy cómoda y rápida. Para mí se han convertido en una obsesión desde que supe de su existencia. Adoro las sombras en crema porque me parecen muy cómodas y versátiles. Cuando estuve en Londres y pude acercarme al rincón de Charlotte Tilbury de Selfridges una de las cosas que tenía claro que se volvería conmigo era el Colour Chameleon en el tono Dark Pearl. Un marrón topo precioso que se  ha convertido en mi comodín diario. Los había estado viendo en alguno de mis blogs ingleses preferidos, como Milkteef, Lily Pebbles, o Shameless Fripperies
, y tenía muchas ganas de probarlos.


Charlotte Tilbury

Charlotte Tilbury diseñó toda una gama de colores para el día y para la noche que combinan con los diferentes tonos de iris. En total encontramos ocho tonalidades diferentes, dos por color, para ojos azules, verdes, marrones y avellana. Evidentemente todos los tonos son aptos para cada color de ojos, aunque en principio destacarán más con el tono de iris para el que fueron diseñados. Se pueden ver sus ingredientes y composición en la web de la firma, donde recomiendan no usarlos en las líneas de agua del ojo.




Charlotte Tilbury
Imagen de CharlotteTilbury.com
Charlotte Tilbury

Además de Dark Pearl, se han unido a la familia el Amethyst Aphrodisiac, un ciruela acompañado de un coro destellos multi tono maravilloso; Smoky Emerald, un verde oliva con destellos cobre, oro viejo y verde; y Amber Haze, un ámbar oxidado también con sutiles destellos verdosos y dorados.


Charlotte Tilbury

La aplicación resulta muy cómoda, el lápiz se desliza de forma suave por el párpado y resultan fáciles de difuminar. Eso sí, hemos de hacerlo rápidamente porque a los treinta segundos, aproximadamente, se secan y se quedan fijos. ¡Súper fijos! Su duración es muy alta incluso aún no llevando prebase de sombras, yo no tengo el párpado excesivamente graso. A la hora de desmaquillar no presentan mayor problema, yo suelo utilizar el Cleanse off oil, de MAC, y no he necesitado desmaquillante específico de ojos para retirarlos. 

Podemos usarlos solos o combinados con otras sombras. Pero lo que más me gusta de ellos es que precisamente no es necesario prácticamente nada más para vestir el ojo, quizás un poco de rímel o un ligero toque de delineador. 
Imágenes de CharlotteTilbury.com

Para mí se han convertido en el producto revelación 2014 y estoy deseando hacerme con un par de tonos más, Champagne Diamonds y Golden Quarz. El resto de mis amigas que los han probado piensan como yo. ¡Amor eterno a los Colour Chameleon! 


Dos pegas importantes les encuentro. La primera es que este tipo de formato hace que se desperdicie bastante producto al sacar punta al lápiz. Sería perfecto si el formato fuese tipo lápiz automático. La segunda, que no se pueden adquirir en tienda física en España. Aunque sí online, en la propia web de Charlotte Tilbury, en la de los almacenes Selfridges, y en Net a Porter, pero con gastos de envío bastante elevados. Así que hay que estar atentos a las campañas de gastos de envío gratis de la última, que precisamente ahora mismo tiene la oferta. Así que podéis aprovechar.


colourchamemeleon4

En unos días Charlotte Tilbury lanzará su marca en Estados Unidos, espero que pronto también podamos comprarla aquí. Yo no sé vosotras, pero estoy "Charlottetilburizada" por completo. Por mi cumpleaños me regalaron una de las paletas de cuatro sombras y también me parecen maravillosas. Y su Filmstar Bronze & Glow, del que os hablé aquí, se ha convertido en la joya de mi tocador. Ella no puede ser más genial, con su particular visión del maquillaje y su curiosa personalidad. Adoro la descripción de sus productos con términos como "Recién caído del árbol de los labiales", o "He descubierto el secreto de las sirenas...".




Dedico esta entrada y su BSO a mis queridas Little Corners. 


Charlotte-Tilbury copia
Creado a partir de una imagen de Charlottetilbury.com

domingo, 27 de julio de 2014

Falafel al horno

Tenía muchas ganas de probar a hacer falafel casero y finalmente me decidí a intentarlo. Opté por hacerlo al horno en lugar de frito y adapté dos recetas diferentes, la del blog Velocidad cuchara, y esta del blog Cook Actually



Como pasa con todas las recetas podemos encontrar diversas maneras de elaborarlo variando cantidades e ingredientes. Yo por ejemplo decidí no añadir comino o cilantro, porque no son sabores que me apasionen, tampoco usé mucha cantidad de ajo y opté por pimentón dulce en lugar de picante, quería un resultado suave.


La harina de garbanzos la hice moliendo los garbanzos secos en la Thermomix, pero podemos sustituirla por pan rallado si no tenemos posiblidad de conseguirla. Los tiempos de asado pueden variar en función de nuestro tipo de horno y de las opciones que elijamos, lo mejor es probar a hacerlos a una temperadura media-alta e ir comprobando poco a poco que se asen y se doren pero sin que se nos pasen, si vemos que se doran demasiado pronto deberemos bajar la temperatura e incluso, llegado el caso, cubrirlos con un poco de papel de aluminio para que continúe asándose el interior pero no se nos queme el rebozado.



Podemos servir el falafel acompañado de crema de yogur, como recomiendan los dos blogs que os enlazo arriba. Yo decidí preparar pan de pita casero para comerlos en kebab, acompañados de salsa tzatziki, cuya receta podéis encontrar aquí, y hummus casero, encontraréis la receta aquí









Me gustó muchísimo el resultado y espero repetir pronto. ¿Os gusta el falafel? ¿Tenéis alguna receta especial?

Muchas gracias por leer y comentar ^_^

domingo, 13 de julio de 2014

Conejitos de lana fieltrable

Hoy os enseño mi primera incursión con la lana fieltrable en seco, unos conejitos blancos muy sencillos. 





Hasta ahora solo había utilizado la técnica del agua caliente y el jabón, como en los pompones de mis ramas.





Son las dos técnicas que se utilizan para trabajar este tipo de lana. En mojado, con agua caliente y jabón, las fibras se encogen y se apelmazan tomando la forma que le vayamos dando. En seco, y ayudándonos de una aguja especial, vamos compactando la lana enredando las fibras y dando también la forma que deseemos.



Decidí comenzar con una figura muy sencilla que solo necesita cuatro piezas y dos colores y que era una de las figuritas que hacía antes cuando modelaba con Fimo. Todos los materiales los podéis encontrar en mercerías o en Etsy. 



Para fieltrar la lana necesitaremos una espuma donde trabajar y una aguja especial. Para terminar los conejitos necesitaremos dos cuentas negras a modo de ojos y aguja e hilo para coserlos. Un poco de colorete le dará el toque final.



Tomamos un trozo de lana blanca para conformar el cuerpo  y lo vamos compactando mientras que introducimos y sacamos la aguja con mucho cuidado de no pincharnos. Cada vez que la aguja entra y sale las fibras de la lana se van enredando y va formándose el fieltro.



Para las orejas cogeremos también un poco de lana rosa, que colocaremos en el centro, y compactaremos la lana con la aguja dándoles forma y dejando fibras sueltas en la parte inferior, lo que nos facilitará luego fijarlas al cuerpo.  Para el rabito hacemos un pequeño pompón. 



Una vez que tenemos las piezas necesarias procederemos a unirlas enredando las fibras de la lana de una pieza con otra.







Ya solo nos queda coserle los ojos y darle un poquito de colorete. Podemos utilizar también una sombra de color rosado. La nariz podemos pintarla con el mismo colorete, pero en dos de los conejitos la hice utilizando unas hebras de la lana rosa que usé para las orejas y me gustó más el resultado.





¿No es súper mono? ¿Y qué me decís de un puñadito?






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips