domingo, 29 de abril de 2012

Washi tape love Vol. III: Algunos usos más

Yo sigo con mi obsesión con la washi tape, encontrándole usos cada día. ¡Me encanta! 


Sobre todo estoy explotando el hecho de que se puede escribir sobre ella. Así que se convierte en etiquetas que además de aportar información, decoran. Como los cartelitos que hice para los semilleros de mi maceto-huerto. 

He puesto unas etiquetas a mis paletas de MAC. La verdad es que era siempre un lío ir abriendo para saber dónde estaba cada sombra, pero no me convencía poner ningún tipo de etiqueta de las normales. Y lo bueno es que si me canso puedo quitarlas sin problema, no deja marca ni restos molestos de adhesivo. 


Siguiendo con las paletas, ¿os acordáis de la de correctores de Kryolan? La pobre no podía ser menos agraciada:


Bueno, pues un poco de Washi tape aquí y allí, y parece otra:


En un principio iba a forrarla solo en gris. Pero la Washi tape no es opaca del todo y transparenta un poco el fondo. Y para no poner tantas capas decidí añadir un par de tiras amarillas para tapar el logo y el nombre de la marca. Esto va en gustos, claro, pero a mí la combinación gris/amarillo me gusta mucho últimamente.

Imagen de downandoutchic vía Pinterest

Imagen de desiretoinspire vía Pinterest
Imagen de Trueup vía Pinterest

También la he usado para personalizar un poco los recipientes ASKER que he puesto en el estudio (que sigue en proceso). 


Y para etiquetar y decorar el forro de mis manuales de clase. No se trata de un forro súper cuidado, lo hice en plan "aquí te pillo, aquí te mato" para proteger los libros cuando los llevo en el bolso para estudiar en el tren.


Y hasta aquí mi obsesión washitapeana de hoy. ¿Ya os habéis hecho con algún rollo de washi tape? ¿Os gusta la combinación de gris y amarillo? ¿Cómo diferenciáis vosotras vuestras paletas de MAC?

Gracias por leer y comentar. ^_^

domingo, 22 de abril de 2012

Falso ramen (sopa de noodles con miso) y brochetas de fresas

¿Os acordáis de la entrada que le dediqué al ramen

Mi primer intento de Ramen

Es un plato que me encanta. Pero es tan laborioso de hacer que me da mucha pereza intentarlo de nuevo. Así que lo que suelo hacer es una versión mucho más rápida y que también sale bastante rica y sabrosa. Una sopa con noodles que en cada elaboración varía en sus ingredientes en función de lo que tengo en ese momento disponible. En esta ocasión la hice a base de miso.

El miso es una pasta aromatizada de soja que se usa como condimento. Se utiliza para elaborar diversos platos. Pero principalmente la sopa de miso. Podéis leer la estupenda entrada con receta que le dedicaron en la web Comer Japonés

Yo lo compro en herbolario, pero esta última vez lo compré en Isolée. Supongo que también será fácil encontrarla en la zona de dietética del Corte Inglés o en tiendas de productos ecológicos.


Esta vez usé unos noodles que compré en Lidl en una de estas campañas que hacen con productos internacionales. Pero podemos usar cualquier otro tipo de fideos chinos. Y como último recurso, unos tallarines o espaguetis normales. 




El resultado fue una sopa muy completa, rica, y reconfortante. En esta ocasión las fotos son aún peor que otras veces (si esto es posible). Pero creedme, resulta muy difícil fotografiar un cuenco de sopa humeante. ¡Y más cuando hay hambre y el resto de comensales presionan sutilmente para que termines!

Aquí va la receta:

Ingredientes:
  • Dos sobrecitos de miso
  • Noodles o fideos chinos (o tallarines normales)
  • Un puerro
  • Una zanahoria
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de soja
  • Agua
  • Cuatro filetes de cinta de lomo
  • Sal
  • Pimienta
  • Dos huevos cocidos


Elaboración:
Piqué en trocitos pequeños la zanahoria y el puerro y los poché en una olla de buen tamaño en un poco de aceite de oliva virgen extra. Una vez que estuvieron bien pochados incorporé los filetes de cinta de lomo cortados en tiras y salpimentados. 

Cuando se doraron las tiras de lomo añadí un chorro de salsa de soja. Dejé que se incorporara con el resto de ingredientes y añadí el agua hasta llenar unos 3/4 de la olla. 

En ese momento añadí los dos sobres de miso y lo mezclé todo bien. Dejé que se incorporase todo durante un buen rato a fuego medio-bajo. Subí el fuego y una vez que el caldo se puso a hervir incorporé los noodles y los dejé hacerse según las instrucciones. En mi caso, durante unos cuatro minutos. Lo serví con huevo cocido partido a la mitad. 


Es un plato muy completo y super reconfortante. Sienta genial al estómago. Me hubiese gustado añadir unas hojas de espinaca fresca porque le dan un toque riquísimo, pero en ese momento no tenía. 


Y de postre os propongo uno muy sencillo que hice ya hace algunas semanas. Unas brochetas de fresas con crema de mascarpone y leche condensada. ¡Un pecado!


Para la crema lo único que hice fue mezclar en un cuenco mascarpone con unas cucharadas de leche condensada. Podemos hacerlo también en versión dipeo. Presentando las fresas picadas, o cualquier otra fruta, y la crema en un cuenco para que cada uno moje a su gusto. 


La hierbabuena es fresca y recién cortada de mi modesto maceto-huerto. 

¿Sois también unas fanáticas del ramen? ¿Y de las fresas?

Gracias por leer y comentar. ^_^

Y gracias a Rose y a Bibi por regalarme esos cuencos tan monos. Siempre que los uso me acuerdo de vosotras. 

domingo, 15 de abril de 2012

Últimamente me acompañan II...

Al igual que la última vez que escribí una entrada así, no se trata de un "favoritos" al uso, ni de un "mis imprescindibles". Pero estos son algunos de los productos que más estoy usando últimamente, aunque alguno falta (como e Brow set de MAC en el tono Beguile, que se escondió para la foto de familia).



1. Microsombra de Make Up Store tono Touch:
La verdad es que esta es una de las primeras sombras que compré y no le había estado dando mucho uso hasta ahora. La uso como sombra base y para iluminar. Me gustan mucho su tono y su textura. Es una pena que Make Up Store haya ido cerrando sus tiendas. Creo que solo queda una en Madrid y otra en Granada. 

2. Duo Grand Palais de NARS:
Me encanta para looks diarios. El tono Taupe argenté por todo el párpado y un toque del Rose poudré en los extremos. Además éste último queda bastante mono como colorete.   

3. Quad de MAC con selección de sombras:
Para diario me resulta más cómodo tener una selección de neutrales en este quad de MAC que andar recurriendo a las paletas. Al haberle quitado el separador caben dos sombras más. Es una pena que en los quads nuevos no pueda hacerse. Mi selección incluye los tonos Smut, Ricepaper, Satin Taupe, Bronze, Vanilla y Carbon

4. Colorete Luster de NARS:
Cualquiera de mis coloretes de NARS podría estar en la foto. Pero estos días le estoy dando más uso al Luster, me parece muy versátil y me encanta el tono que deja en mis mejillas.

5. Fix + de MAC:
Este es otro de los productos que tenía abandonados en el tocador sin usar. Pero últimamente le estoy sacando bastante partido. Me gusta rociar el rostro con un par de toques al dispensador para fijar el maquillaje. Me gusta mucho la sensación que me deja. Y noto el rostro como con más luminosidad una vez que se seca, igual son imaginaciones mías.

6. BB Cream Misha Perfect Cover nº 23:
No puedo decir nada ya que no se haya dicho de esta BB Cream. He estado probando otras y definitivamente esta es la mía. Me encantan su cobertura y su textura. La uso prácticamente a diario, tanto en looks más naturales como cuando voy más maquillada. 

7. Le Blanc de Chanel:
Llevaba mucho tiempo con ganas de probarlo y este año me lo trajeron los Reyes. Me gusta muchísimo. No suelo usarlo a diario. Solo cuando voy más maquillada o cuando quiero darle luminosidad extra. Lo suelo aplicar por todo el rostro o por las zonas habituales a iluminar.

8. Colorete mineral Dainty de MAC:
No solo de NARS viven las adictas al maquillaje. El tono que me deja este colorete mineral de MAC en las mejillas es súper natural y favorecedor. Y las últimas semanas lo estoy usando mucho.

9. Studio Fix compacta tono NW 25 de MAC:
Llevo años usando esta base compacta de MAC y seguiré haciéndolo. Últimamente aplico una capa ligera en las zonas conflictivas del rostro después de la BB Cream. También me encanta llevarla en el bolso para retoques momentáneos.

10. Soleil tan de Chanel:
Este producto ya estaba en mi anterior selección, y seguirá figurando en posteriores. Me apasiona. Aquí podéis leer la entrada que le dediqué en su momento. 

11. Touche Veloutèe de By Terry tono 1 Porcelain:
Nunca había probado nada de esta marca. Este iluminador/corrector es un regalo de mi amiga I. Me encanta. Su creadora trabajó para  Yves Saint Laurent y fue la que ideó el famosísimo Touche Éclat. Que también es un habitual en mi tocador. Me gusta muchísimo más el de By Terry. Su pincel aplicador es más ancho y me resulta más cómodo. Me encanta para añadir unos puntos de luz en los pómulos o para eliminar el aspecto cansado de los ojos. Tengo ganas de probar sus bases y correctores. 

12. Prebase para sombras de NARS:
Llevaba años usando la de Urban Decay y tenía ganas de cambiar. No me arrepiento nada. Lo único que no me gusta es que el envase, siguiendo la tónica general de NARS, se mancha con mirarlo. Y me imagino que pasará lo mismo que con el de UD, que el producto se irá quedando en los laterales del mismo y será necesario abrirlo para aprovechar al máximo el contenido.

13. Rouge Allure tono 42 de Chanel:
Ya es el segundo tono de Rouge Allure que está entre mis preferidos y que descatalogan. ¿Por qué, mundo cruel? Es un tono rosado muy natural que me gusta mucho para diario. Tendré que encontrarle un sustituto. Adoro los envases de los Rouge Allure de Chanel. 

14. Correctores Supracolor de Kryolan tonos 576 y FS64:
Ahora mismo para mí son LOS CORRECTORES. Podéis leer la entrada que les dediqué aquí. El 576 lo uso para las ojeras, y el FS64 es ideal para contrarrestar las rojeces del rostro. Los dos se funden perfectamente con mi piel. 

15. Hypnôse Doll eyes de Lancôme:
Lo que más me gusta de esta máscara de pestañas es la forma de su cepillo. Que se estrecha hacia el final y hace que me resulte más cómodo peinar y aplicar el producto en las pestañas de los extremos.

16. Khol Feline de MAC:
Me encanta el tono negro negrísimo y la textura de este lápiz de ojos. Es de colección, pero suelen sacarlo habitualmente. 


Y hasta aquí mi lista de hoy. Como suele decirse: No están todos los que son, pero sí son todos los que están. ¿Coincidimos en alguno? Gracias por leer y comentar. ^_^

domingo, 8 de abril de 2012

Hazlo tú mismo: Cerezo en flor

¿Qué tienen las flores que nos hacen contemplarlas embelesados? Me apasionan su explosión de color y su belleza efímera.

Imagen de Gardenphotoworld vía Pinterest
Imagen de Essential England vía Pinterest
Imagen de Johner.no vía Pinterest

Imagen de Fleaning France 

Es que hasta los geranios me tienen loca, una planta que nunca me ha gustado. Me he hecho con unos poquitos para mi mini-jardín terracil, pero todavía no han florecido. ¡Espero que lo hagan pronto!

Imagen de Fleaing France
El caso es que desde hace unas semanas los árboles y las flores van despertando. Y de un día para otro aparecen sus ramas cuajadas de flores. Me encanta ver como los árboles dormidos se despiertan en primavera, almendros, prunos, cerezos... Su decadente belleza de ramas retorcidas da paso a un festival de tonos blancos y rosados. 

Almendro en flor en Hollyacresnursery
Cerezo en flor en Fashionmeetsfood

En Japón es muy importante el momento en el que florecen los cerezos, me acabo de enterar hace un ratito leyendo sobre ello que tienen hasta un verbo para la acción de ver flores: Hanami. En España la floración de los cerezos también se convierte en todo un acontecimiento en la zona del Valle del Jerte, en Extremadura. Tengo que ir un año porque debe ser un paisaje espectacular.
Imagen de Fleaning France
Este año yo quería tener un trocito de primavera en mi casa, y como las flores naturales duran poco, decidí intentar hacer mi propio cerezo en flor tras ver varias ideas por, cómo no, Pinterest.

Imagen de Burlap and Lace vía Pinterest
Imagen de Sewcrafcreate vía Pinterest
Imagen de Bkids.typepad vía Pinterest
Imagen de l-do-it-yourself

Así que he vuelto a darle otra vuelta a mis ramas. Al haber usado silicona para pegar las flores he preferido conseguir otras, para no estropearlas. También son rescatadas de una poda, en esta ocasión de una adelfa. Lo que yo quería conseguir era algo un poco más cargado que en las anteriores fotos, con las flores de la última, y con dos tonos. Este ha sido el resultado:


Como no he seguido ningún tutorial en concreto, sino que solo me he inspirado y he acabado haciéndolo a mi manera, os pongo los pasos que fui dando. 

Necesitamos:




Podéis elegir otros tonos de rosa, o usar solo un color, como más os guste. También se le podría meter un toquecito de verde... La pistola de silicona es una herramienta muy útil para hacer todo este tipo de cosas, suelen salir bastante económicas y se amortizan rápido. 

Las flores:

Recortamos rectángulos de papel de seda mezclando los dos colores y dibujamos ayudándonos de unos clips y de las plantillas las flores directamente en el papel. 


No hace falta que todo sea perfecto, lo suyo es que queden irregulares para que parezca más natural. Recortamos con cuidado las flores y vamos repitiendo la operación hasta que nos juntemos con un considerable número de ellas.


El formar las flores resulta de lo más sencillo. Yo fui alternando colores y tamaños, en unas puse más, y en otras menos. La finalidad era conseguir que fueran diferentes para ganar naturalidad. A la hora de colocar cada capa es importante alternar los pétalos, he creado este gif para que veáis más o menos como lo hice:


Cuando están todas las capas que queremos que formen la flor superpuestas nos podemos ayudar con un palito de brocheta. Lo colocamos más o menos centrado y deslizamos la flor hasta el borde de la mesa, con la otra mano recogemos la flor y retorcemos un poquito el papel en la base para crear el pico, donde luego colocaremos la silicona caliente.




Llega el momento de pegar las flores a las ramas. Es conveniente que compongamos las ramas en el jarrón para observar el lado que se quedará de frente. Así sabremos dónde ir pegando los grupos de flores. 


Solo hay que colocar una gotita de silicona caliente en la parte posterior de la flor y ponerla inmediatamente en el punto de la rama donde queremos que vaya. 


Iremos componiendo grupos de flores de diferentes tonos y tamaños.


Y poco más. ¿No es muy fácil? A mí me ha encantado el resultado y ha sido muy entretenido todo el proceso.






¿Os gusta? Yo ahora he entrado en fase de cherry blossom obsession. Y me han entrado unas ganas tremendas de acercarme a una tienda L'Occitane para hacerme con algún producto de su gama de Flores de Cerezo. 

Cofre de la gama flores de cerezo de L'Occitane

Y para celebrar la floreciente entrada de la primavera os pongo una selección de fondos de escritorio de Pixelgirlpresents:


Pixelgirlpresents.com

Pixelgirlpresents.com

Pixelgirlpresents.com
Pixelgirlpresents.com

¿Os han gustado mis ramas de cerezo? Gracias por leer y comentar. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips