viernes, 16 de marzo de 2012

Personas y personajes que me inspiran: Nancy Cunard

Espero que a estas alturas no os sorprenda encontraros cualquier cosa en Wayaiulandia. Hoy tengo ganas de hablar de una mujer que me apasiona. Hace un año y poco que supe de su existencia. Me la encontré por casualidad en la dedicatoria de un libro: "A Nancy Cunard", rezaba.

Nancy Cunard by Man Ray, Nancy with bracelets 1926. Imagen vía The Red List 
¿Quién era esta mujer tan especial? En cuanto comencé a leer lo poco que encontré sobre ella por la red me quedé totalmente prendada. De estos personajes que te sorprenden. Hoy he vuelto a mirar y me encuentro con textos nuevos, como el de La cueva de Susana, super completo y que os recomiendo encarecidamente que visitéis si queréis saber un poquito más. 

Poca novedad puedo aportar. Pero os la presentaré brevemente para que entendáis por qué me fascina: Rica heredera, rebelde, inteligente, luchadora, activista política, poeta, editora, viajera, rompedora, corresponsal de guerra... Le tocó vivir grandes momentos del siglo XX y dejó su huella. 

Viajemos mentalmente a la Inglaterra de finales del siglo XIX. Nancy Cunard nació en 1896 como la rica heredera del imperio Cunard de líneas transatlánticas. Recibió una educación exquisita y viajó durante su infancia. Pronto demostró su rechazo hacia los valores anquilosados de la alta sociedad británica. Ella era uno de esos seres especiales rebeldes y con ideas propias. 


Antiguo cartel de la Cunard Line. Imagen de Cruiselinehistory
Se casó muy joven durante la Primera Guerra Mundial, pero su matrimonio no duró más que unos meses. En plenos años 20 se trasladó a París. ¡Ah, París en los años 20! ¿Os lo imagináis? Fiesta tras fiesta, tertulia tras tertulia... Nancy era una mujer de mundo, culta, y muy especial. Poseía una extraña belleza que venía dada más por su porte y estilo que por sus rasgos. Pronto conquistó a lo más destacado de la intelectualidad de la capital francesa y se movió entre círculos  modernistas, dadaístas y surrealistas. Ella también escribía poesía. 

Nancy Cunard, half-length portrait, side view with mirror reflection by Curtis Moffat, 1921 The Red List 
Nancy Cunard by Wyndham Lewis, 1922, British Council. Imagen vía The Red List 
Nancy Cunard by Curtis Moffat 1925 Copyright Victoria and Albert Museum. Imagen vía The Red List

Se relacionaba con personajes como Man Ray, que la fotografió en numerosas ocasiones, Tristan Tzara, Louis Aragon, Ernest Hemingway o Aldous Huxley. Llevaba una vida promíscua y se dice que bebía y jugaba con las drogas. Creó una pequeña editorial a través de la cuál publicó, entre otros, a Samuel Becket.

Nancy Cunard with Louis Aragon and Taylor Gordon, 1932. Imagen vía The Red List.

Se enamoró de Henry Crowder, un pianista de jazz americano, negro. Ella era una apasionada de África y de su cultura, y una gran defensora de los derechos de los negros. 

Creo haber leído que viajó al continente africano en varias ocasiones. Coleccionaba brazaletes artesanales que adquiría en sus viajes. Se convirtieron en una de sus señas de identidad. Se los ponía todos a la vez, en los dos brazos. Uno detrás de otro. Le llegaban hasta el codo. Maravillosa.

Nancy Cunard by Cecil Beaton 1929 © Cecil Beaton Studio Archive, Sotheby's London. Imagen vía The Red List.
Nancy Cunard by Man Ray, Nancy with bracelets, 1926. Imagen vía The Red List.

¿Os podéis hacer idea de lo que pudo suponer la extraña pareja que formaban Nancy Cunard y el pianista Henry Crowder? Una rica heredera blanca con un músico de jazz negro a finales de los años 20. ¡Un escándalo!

Henry Crowder and Nancy Cunard by Anthony Wysard, watercolor 1928 © reserved; collection National Portrait Gallery, London. Imagen vía The Red List.

Llegaron los años 30, y con ellos los fascismos, Nancy se convirtió en fiera luchadora ideológica y activista frente a ellos. Se vino a España como corresponsal para cubrir la Guerra Civil. Conoció a Pablo Neruda, con quien colaboraría en numerosas ocasiones a partir de ese momento. 

Al estallar la II Guerra Mundial regresó a Londres y trabajó como traductora para la Resistencia francesa. Al finalizar la guerra siguió publicando, pero fue nombrada persona non grata por la sociedad literaria británica. Su vida entró en una espiral de autodestrucción marcada por el alcohol, y probablemente también las drogas, y comenzó a acusar una grave enfermedad mental y un debilitamiento en su salud física. Fue internada en un hospital psiquiátrico. Cuando salió su salud fue empeorando cada vez más.

Nancy Cunard by Henri Cartier-Bresson 1956 © Henri Cartier-Bresson / Magnum Photos. Imagen vía The Red List.

La encontraron vagando por las calles del París de 1965 y murió dos días después en un hospital. Sus restos los podemos encontrar en el cementerio de Père-Lachaise. Un lugar muy recomendable. Qué pena no haber sabido sobre esta mujer y su apasionante vida cuando lo visité.

Llevo muchísimo tiempo queriendo dedicarle una entrada. Mañana es el aniversario de su muerte y este es mi pequeño homenaje.

Nancy Cunard, Harlem, 1932.  Imagen vía The Red List

Gracias por leer y comentar. ^_^



Algunas referencias web:






13 comentarios:

  1. No sé por dónde empezar... me parece un homenaje precioso. No conocía la historia de esta mujer y es toda una referencia, en el instituto ni siquiera te nombran estos personajes de pasada.
    A saber qué más historias nos estamos perdiendo..

    Sobre la música que pones al final, tengo que decir que es curioso cómo una simple melodía puede transportar a alguien a aquellos tiempos, duros y crueles como los que no llegaremos a vivir nunca, pero llenos de historias interesantes que, posiblemente, tampoco llegaremos a conocer nunca.

    Te agradezco que publiques cosas así, me gustan muchísimo estas entradas. Me quedo embobada con las imágenes de tiempos pasados, los retratos, las fotografías en blanco y negro ya estropeadas y los anuncios publicitarios de esos años, son algo que me encanta, es que me puedo tirar horas mirando absolutamente TODOS los detalles!!

    Un besín y pon más cosas así por diossss :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, nadie nos presenta nunca estos personajes. Por eso es toda una sorpresa cuando nos los encontramos. La de gente interesante que habrá existido y que nos estamos perdiendo. Muuuuuchas gracias, muchísimas, gracias, Nata, por tu comentario. Un besote enorme.

      Eliminar
  2. Me ha ENCANTADO, no la conocía! A ver si encuentro algún libro sobre su vida, qué emocionante! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está publicado un libro suyo de poemas, y hay un par de biografías. Pero son carillas. En Amazon las tienen. Yo lo tengo pendiente. Muchísimas gracias por pasarte y comentar. ^_^

      Eliminar
  3. la verdad es que una de las cosas que mas me gustan de tu blog es eso, que me puedo encontrar cualquier cosa(: la verdad que su vida fue muy interesante(:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menos mal! jajaja Muchísimas gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  4. ¡Muchas Gracias a Vos, Wayaiu! Por este bello artículo y tus palabras en La Cueva! La sabia elección de las imágenes y tu mirada sobre Nancy son imperdibles, he disfrutado como niña chica la entrada!

    Sí guapa, ¡es un placer conocerte! Gracias Nancy, donde estés, por presentarme a Wayaiu!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, muchas gracias por comentar. La verdad es que fue una grata sopresa encontrar tu genial artículo sobre Nancy. Un abrazo gigante.

      Eliminar
  5. Yo tampoco la conocía, pero me ha encantado hacerlo a través de tu post. Con tan sólo verla creo que se puede adivinar el gran carácter que poseía... imagino las luchas que debió tener con su familia y con la sociedad para defender su ideología. Hoy en día hace falta gente así... gente a la que admirar por estas cosas y no por banalidades.

    Muchos besos y feliz finde Waya!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, qué pedazo de mujer, super especial. Muchos besos para ti también. ^_^

      Eliminar
  6. Me encantan estas entradas diferentes! me ha gustado mucho conocer su vida, aunque la pobre tuviera un triste final, al menos su vida fue muy interesante, conoció a grandes personalidades de la cultura y vivió su vida al máximo, defendiendo las cosas en las que creía y sin importante lo que pensara la gente. Me ha gustado muchísimo, precioso homenaje. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Naoko. Sí que tuvo un triste final. Pero vivió una vida intensa y libre. Muchas gracias por estar ahí siempre. =*

      Eliminar
  7. El otro día venía con poco tiempo y me dejé este post sin leer con el propósito de volver y leerlo tranquila. Hoy ha sido el día y me ha encantado descubrir a esta mujer, su historia y su caracter rebelde e inconformista. Nos lo cuentas además de forma tan amena y tan bien aderezado de imágenes, que se me ha hecho cortísimo! Un bonito y sentido homenaje, sí.

    También me ha gustado descubrir La Cueva de Susana! :D

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar

Tu comentario me hace sonreír siempre. ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips