domingo, 27 de noviembre de 2011

¡Más vinilos! Y demás apaños decorativos.


Acabo de mudarme a un sitio más grande. ¡Por fin! Sigue siendo de alquiler, así que no puedo tenerlo todo realmente como me gustaría. Pero voy apañando las cosas como buenamente puedo. Hay muchísimas ideas en blogs, foros, y lugares como Pinterest (ya no puedo vivir sin él).

Los vinilos se han convertido en un estupendo aliado. Ya no solo le dan un aire nuevo a mi viejo Macbook sino que también han alegrado alguna de mis paredes. Algunas ya los habréis visto porque he puesto las fotos en el foro Maccounter, pero ahí van: 


 



Los adquirí en esta tienda de Etsy. Pero hay muchísimas opciones más. ¡Para volverse loca! Yo creo que voy a volver a hacer un pedido. ¡Necesito más pajarillos! Aunque tranquilas, que no voy a llenar la casa de vinilos. Ya lo decía Mies Van der Rohe: "Menos es más". 

La verdad es que los hay super majos:

Vía Etsy
Vía Etsy
Vía Etsy
Vía Etsy
Vía Etsy
Vía Etsy
Vía Etsy
El hecho de que sea un piso de alquiler impone muchas limitaciones a la hora de decorar. En algunas cosas no merece la pena invertir mucho. Así que hay que echarle imaginación. En la cocina necesitaba más espacio, un armario más. Y ninguno de los típicos armarios-escoberos que veía me convencían. En una de mis múltiples visitas a Ikea le eché el ojo al armario infantil HENSVIK. ¿Por qué no poner un armario infantil en la cocina? Todos los demás muebles eran blancos. ¡Me venía de perlas! Y a muy buen precio además. 

Armario HENSVIK IKEA
Le cambié los pomos por unos de Zara Home para darle otro aire y estoy encantada. 


No le puse la barra y coloqué las baldas a una altura más conveniente. Tengo intención de añadir una más. Completé el interior con los estantes RATIONELL VARIERA, para ganar espacio y capacidad. 

Estante RATIONELL VARIERA IKEA

Aquí estaba todo todavía sin montar y solo había puesto uno de los estantes:


Los pomos de Zara Home son ideales, compré otro par para un mueble que puse en el hueco donde debería ir el lavavajillas. Estaba por la casa hecho un desastre. Lo limpié bien, forré los estantes, y le coloqué los pomos.


Quiero ir recopilando más para hacerme un perchero inspirado en este que he visto en Pinterest:

Vía Pinterest
Los hay preciosos en Zara Home, Butlers, e incluso he visto alguno interesante en Leroy Merlin.

¿Qué os parecen mis apaños? ¿Soléis hacer cosas así?


Muchas gracias por leer y comentar. ^_^

domingo, 20 de noviembre de 2011

Corrigiendo ando. Los correctores supracolor de Kryolan

Kryolan es una marca profesional fundada en Berlín en 1945 con una estupenda relación calidad-precio.

Siempre leía maravillas acerca de sus correctores Supracolor, así que a principios del junio pasado me acerqué a la tienda Lovel de Madrid dispuesta a comprarme una paleta con tres tonos básicos.  

Paleta con tres correctores Supracolor de Kryolan y pincel Harlow

Paleta para tres godets de Kryolan
Tienen disponibles paletas para varios números de godets. En ellas podemos introducir sombras, coloretes y correctores. Los godets se encajan en la paleta, no van imantados, y en ellos caben 8 ml. de producto.


No recuerdo exactamente el precio de cada cosa, pero en total fueron unos 20€. Por ese precio tenían también una rueda de correctores que tenía una pinta increíble, pero había colores en ella que yo no iba a usar jamás. 

En cuanto a los tonos, iba directa a por el corrector verde para neutralizar las rojeces, el salmón para las ojeras y marcas oscuras, y uno más beis para otro tipo de marcas y para difuminar los dos anteriores, cosa que descubrí que no era necesaria, se funden muy bien con la piel. 

FS64

576

FS61

Tienen una textura muy espesa, cunden y cubren una barbaridad. El verde es ideal, porque contrarresta las rojeces de una forma muy efectiva y al mismo tiempo se funde genial con el tono de la piel gracias a su subtono beis. Y el salmón es increíble, mitiga las ojeras y se funde también genial con nuestro tono, además me da la sensación de que ilumina la zona de un modo discreto pero notable. Por eso al final el que menos estoy usando es el beis, no necesito usarlo para tapar los anteriores. Además suelo corregir las imperfecciones antes de aplicarme la base.

Me gusta aplicarlos con el dedo, porque así el producto se calienta y se funde mejor con la piel. Pero el verde suelo aplicarlo con la brochita de Harlow que sale en la primera foto, la compré también en Lovel por unos 6 o 7€. Y tras aplicar el producto en la ojera, lo difumino con la 224 de MAC.

La verdad es que la única pega que les pongo es el aspecto de la paleta. Bastante sosuna, por no decir directamente que es fea. Pero no olvidemos que se trata de una marca profesional y no tan comercial. Y lo importante es el producto, que en este caso no defrauda. Repetiré sin duda (si es que algún día los acabo...). 

¿Habéis probado los correctores de Kryolan? ¿Qué otros correctores específicos para rojeces y ojeras oscuras recomedáis?

Muchas gracias por leer y comentar.

Rose, gracias por acompañarme a Lovel y asesorarme con la brocha. ^_^

domingo, 13 de noviembre de 2011

Chipirones afogaos y mejillones en salsa verde

Ayer mi cocina olía a mar. Así es como yo percibo el olor de una cocina en la que se está haciendo pescado o marisco. Echo mucho de menos esos aromas, y el olor característico de las sidrerías asturianas. Por eso cuando cocino algo así disfruto el triple, haciéndolo, comiéndolo, y perdiéndome en los recuerdos que me despiertan esos olores.

Hoy vengo con unos Chipirones afogaos y unos Mejillones en salsa verde. Es algo muy fácil de hacer, y el resultado es espectacular. Por fin tuve oportunidad de estrenar mi nueva olla de Le Creuset. Una cocotte de 22 cm en tono turquesa, preciosa. Tenía muchas ganas de una olla de hierro colado. 



Chipirones afogaos

Ingredientes:
  • Cebolla
  • Ajo
  • Perejil fresco
  • Chipirones frescos
  • Sidra natural asturiana (o vino blanco)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Patatas (opcional)

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar muy bien los chipirones, pero los dejaremos enteros, por eso es apropiado que sean de tamaño medio, ni muy pequeños ni muy grandes. Hay que tener en cuenta que los chipirones encogen bastante al cocinarse. 

Picamos muy finamente la cebolla y el ajo y los pochamos en el aceite de oliva. Podemos ir limpiando los chipiriones mientras se va haciendo la salsa. 

Cuando la cebolla y el ajo estén bien pochados incorporamos los chipirones y un puñadito de sal, dejamos que se hagan durante unos instantes. Entonces añadimos el perejil fresco bien picado y un buen chorro de sidra natural asturiana (o vino blanco, si no tenemos). 

He de confesar que mientras cocinaba me auto-escancié unos cuantos culines de sidra... ¿había que aprovechar la botella, no? ^_^

De ahí el nombre de la receta, afogaos significa ahogados. Los dejamos hacerse en la sidra a fuego muy lento, que vaya reduciendo el líquido. Si vemos que se consume demasiado podemos añadir un poco de agua. 


Podemos acompañarlos con arroz o con patatas fritas o cocidas. También podemos añadir a los chipirones unas setas o champiñones. Yo me decanté por la opción de las patatas, en este caso cocidas en la misma salsa de los chipirones. Como los hice en la Fussioncook incorporé al final unas rodajitas de patata, cerré la olla en modo presión y puse el programa patata (10 minutos a 160º). 


¡Riquísimo!


Mejillones en salsa verde:

Ingredientes:
  • Mejillones frescos
  • Cebolla
  • Ajo
  • Perejil fresco
  • Sidra natural (o vino blanco) 
 Elaboración:

Limpiamos muy bien los mejillones y reservamos. Para elaborar la salda verde pochamos en nuestra olla a fuego lento la cebolla y el ajo muy picados. Cuando esté bien hecho incorporamos el perejil, con cuidado de que no se nos queme, y un chorro de sidra natural (o vino blanco o brandy). Dejamos que reduzca el líquido, en este caso lo ideal es que se nos quede una salsa espesa, ya que los mejillones van a soltar mucho líquido. Si nos cuesta que espese podemos ayudarnos con una cucharadita de harina o maizena. Si por el contrario queremos una salsa más suelta podemos añadir un poco de caldo o de agua.
Una vez que tenemos nuestra salsa hecha es el momento de incorporar los mejillones, que se harán al vapor. Removemos bien para que se mezclen con la salsa y los dejamos a fuego medio. Pueden tardar aproximadamente unos 5 minutos. Una vez que estén abiertos podemos trasladarlos a una fuente de servir y llevarlos a la mesa. En mi caso llevé la cocotte directamente. ¿No es monísima?
Disfruté comiendo muchísimo, no sobró absolutamente nada. Es indispensable acompañar estos platos con unas buenas rebanadas de pan, la salsa es de las de mojar. 
¿Os gusta la cocina marinera? ¿Os gusta mojar pan?

Gracias por leer y comentar ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips