domingo, 17 de julio de 2011

Últimamente me acompañan...


No se trata de un "favoritos" al uso. Tampoco es que sean mis "imprescindibles para el verano", eso me resulta imposible de decidir. Más bien lo que ocurre es que debido a las circunstancias se han convertido en alguno de los productos más usados a diario. El calor, mi ritmo de vida y las prisas... Falta alguno más sin el que no puedo vivir, como las brochas para aplicarlos, el sempiterno corrector, los polvos para matificar... Pero aquí presento una selección de mis más usados esta temporada:



1. Sunlaude Mat 50+ de Cumlaude lab: 
Suelo ser fiel a Avène en estas fechas (su agua termal es algo que no abandono en verano desde hace años) y usaba su protector 50+, pero este año me apetecía probar otra cosa. En la parafarmacia de El Corte Inglés me recomendaron esta crema y me lancé con ella. Estoy muy contenta, matifica un montón el rostro. Muchas de las chicas del foro Maccounter la recomiendan.

2. BB Cream Misha Perfect Cover nº 23:
El apasionante mundo de las Blemish Balm Creams me lleva creando curiosidad desde hace meses. Me lancé por una de las más conocidas y recomendadas, la Misha Perfect Cover. Elegí el tono 23 en lugar del 21 porque se supone que el primero tiende más a rosado. Buscaba para el verano alguna hidratante con color que me unificase un poco el tono y ayudase a tapar las imperfecciones para no tener que recurrir mucho al corrector y a la base. Además de conseguir esas tres cosas, aporta un SPF 42. Ese es el secreto de las BB Creams, que no son una hidratante con color al uso, sino que aunan un montón de propiedades en un solo producto.

En mi caso estoy encantada. Al aplicármela noto un ligero aspecto grisáceo en mi piel, pero a los pocos minutos se asienta y noto su  efecto. Realmente aporta un aspecto buena cara, unifica el tono, disimula ligeramente las imperfecciones y matifica. Yo además la sello con polvos sueltos translúcidos y me aguanta horas y horas. ¡Me encanta el efecto natural que provoca!

3. Viva Glam Cindy de MAC:
Este labial me acompaña desde hace meses, pero últimamente le doy mucho uso, su tono coralino es ideal para esta época del año y recurro mucho a él a diario.

4. Gilda de NARS:
No es el único al que le estoy dando uso estos días, pero sí uno de los que más estoy usando. Me encanta el tono que aporta a mis mejillas. 

5. Tan Soleil de Chanel:
Qué puedo decir de este producto que no haya dicho ya, lo uso todos los días, aporta un tono saludable y bronceado a mis pómulos. Ya no podré vivir sin él. 

6. Lápiz 24/7 tono Flipside de Urban Decay:
En tamaño minitalla, venía con la paleta de Alice in Wonderland, y no le había dado mucho uso hasta ahora, la verdad. Pero últimamente me gusta aplicarlo hasta la mitad de la base de las pestañas inferiores, sobre todo cuando estoy usando en el párpado el Rubenesque o la sombra All that glitters.

7. Brow set tono Beguile de MAC:
Las cejas eran una de mis asignaturas pendientes. Y en ello sigo. Unas cejas bien definidas cambian completamente el rostro. Y este producto me parece ideal para las que, como yo, no somos muy apañadas con el pincel biselado y una sombra, o con el típico lápiz de cejas. Me las peino con el pincel goubillon, aplico el producto con cuidado, y vuelvo a pasar el goubillon para eliminar el posible exceso que haya podido quedar. Se rellenan los huecos, se peinan y se fijan con un solo producto. ¡Otro imprescindible que ya no faltará nunca en mi tocador!

8 y 9. All that glitters y Paint Pot Rubenesque de MAC: 
Juntos o por separado, tienen un tono parecido, que no igual, y se complementan perfectamente. Me encanta el tono fresco y despierto que aportan a mi párpado. Las acompaño con un ligero delineado con la sombra Carbon de MAC y máscara de pestañas. Y algunas veces, como ya he comentado más arriba, con el lápiz turquesa de UD marcando ligeramente hasta la mitad la base de las pestañas inferiores. Me parece un resultado muy veraniego. 

Recapitulando, estos son algunos los productos de belleza a los que más uso les estoy dando últimamente. ¿Cuáles son los vuestros?

Otro producto que ha sido todo un descubrimiento es la botella Water Bobble, gracias a las chicas de Sin MU no soy nada (se os echa de menos un montón). 

Imagen de http://www.waterbobble.com/
Hay que beber agua para hidratarse, y no solo en verano. Yo paso muchísimas horas fuera y uno de los incondicionales de mi bolso es la típica botellita de agua. Reutilizar una y otra vez la misma botella no es recomendable, al parecer el plástico contiene componentes que se van desprendiendo con facilidad y acabamos por ingerirlos. Tampoco es muy económico ni ecológico comprar una botella de agua diaria. Así que la Water Bobble me pareció muy buena alternativa. Está hecha con plástico reciclado y 100 % reciclable que no contiene tantos elementos nocivos para nuestra salud. Además incorpora un filtro como el de las típicas jarras Brita y tiene un aspecto atractivo, la tenemos disponible en varios colores. Yo la compré en VIPS, pero se puede adquirir a través de internet en tiendas como Amazon.

Y por último, quiero recomendar a Sara Sabaté y su blog/canal de Youtube, que sigo desde hace mucho tiempo pero que cada vez me gusta más. Tanto sus entradas de blog como sus vídeos están disponibles en francés y en español. Y suele hacer looks de maquillaje y peinados. Adoro su estilo y su savoir faire. 

Algunos de sus últimos vídeos que más me han gustado:




Gracias por leer y comentar. ^_^

domingo, 10 de julio de 2011

Fetiches y objetos raros, curiosos, ansiados, y adorados

¿Sois de fetiches? ¿Os obsesionáis con un objeto y no paráis hasta conseguirlo? ¿Le tenéis cariño a alguna cosa tonta que en realidad no sirve para nada? ¿Os pasáis meses y meses detrás de algo hasta que lo conseguís?

Pues eso me pasa a mí. No lo puedo evitar. Soy obsesiva y ansiosa. Os presento alguno de los objetos que me rodean y sin los que no puedo vivir. 

guardian.co.uk
Los paraguas son algo que ya de por sí me gustan como objeto. Y este en concreto me obsesionaba. Se trata de un diseño de Lulu Guinnes para Fulton. Lo veía una y otra vez por Internet y me moría por tenerlo. Como siempre, resultaba prácticamente imposible encontrarlo en España, y por Ebay los gastos de envío subían demasiado. La solución fue Amazon, y mi chico en nuestro último aniversario cumplió mi sueño paragüero. Ahora estoy deseando que llueva para estrenarlo...
 
Amazon.co.uk
Lo mismo me pasó con las cucharas y las tazas medidoras de Nigella Lawson, de las que ya he hablado en algún que otro post. Estuve meses tras ellas hasta que finalmente las conseguí.


Las Blythe. Son pura obsesión, las adoro, no puedo dejar de mirarlas. Que alguien me pare porque tendré que acabar saliendo yo de casa.

Yachiyo de Hakuhodo
Y por supuesto, si nos ponemos a hablar del mundo del maquillaje aquí ya la obsesión y el fetichismo se acaba convirtiendo casi en enfermedad. Uno de los ejemplos más recientes es esta brocha. Sí, yo también he sufrido la fiebre Yachiyo. La necesitaba, era el complemento ideal para mis coloretes de NARS (otra obsesión). Acabé decidiéndome por la de Hakuhodo tras leer varias reseñas y recomendaciones. Me parecía más "original" que la de NARS. 

El caso es que podría escribir un post interminable, pero por hoy lo dejo aquí. Quedan muchos más sin nombrar, entre ellos muchos de mis libros. Cuando reflexiono sobre mi obsesión por ciertos (demasiados) objetos acabo llegando a pensar en cómo nos atamos con las cosas materiales. En que podríamos vivir felices igualmente solo con lo necesario. Con "lo más vital", como le decía Baloo a Mowgli en El libro de la selva. Pero no puedo evitar quererlos, mirarlos, adorarlos. Incluso objetos perdidos que ya nunca volveré a tener. 

Todo esto me recuerda una parte de la película Dentro del Laberinto. La protagonista llega a una especie de basurero donde vive una anciana que lleva a su espalda un montón de cacharros y recuerdos. Y comienza a enseñarle cosas que ha ido perdiendo y olvidando, se trata de cosas de su infancia. A medida que se las va enseñando se las va colocando a la espalda, quiere engatusarla para que olvide su objetivo y acabe convirtiéndose en una vieja encorvada como ella. No encuentro la secuencia completa en español, os pongo un trocito en inglés:



Aunque en la película esto simboliza una especie de paso de la infancia a la madurez, el hecho de dejar atrás algo, a mí  también me gusta verlo un poco como "el peso de las cosas" que nos impide avanzar y ser felices, tanto materiales como no.

Yo no puedo evitarlo. Adoro mis objetos. Incluso mis cosas perdidas. Me gustaría encontrar un agujerito como el de este vídeo que vi una vez en El Blog de Lupi. Para poder volver a tocar todos aquellos objetos que alguna vez formaron parte de mis obsesiones y que se perdieron. 

 
¿Os pasa lo mismo? ¿Tenéis ciertos objetos que adoráis y con los que estáis obsesionadas? ¿Recordáis algún objeto querido que se perdió?

Gracias por leer y comentar. ^_^

domingo, 3 de julio de 2011

¡Ramen!


Hoy me he decidido a probar a hacer ramen. Hasta finales del año pasado nunca había probado el ramen bien hecho. Sí había probado sin saber que lo era esos cuenquitos de fideos instantáneos en los que viene todo deshidratado y se hacen al añadir agua caliente.  

Unos amigos me llevaron al restaurante Oishii en Madrid, donde lo probé por primera vez como Dios manda. ¡Qué cosa más deliciosa y reconfortante! 

Tibjitsu ramen del restaurante Oisshii

Decidí entonces que quería probar a hacerlo yo en casa, pero cuando me puse a investigar sobre su elaboración se me quitó la idea de la cabeza, sobre todo tras ver este vídeo del canal de Youtube Cooking with dog (del que ya hablé en el post sobre sushi)donde comprendí que se trataba de algo demasiado elaborado.

 

Hace dos o tres semanas volví al Oishii con un par de amigas y una de ellas me regaló poco después un par de cucharas para comer ramen tras ver lo emocionada que estaba con el plato (mis obsesiones y yo). Rose, me hicieron muchísima ilusión, millones de gracias. Así que decidí volver a intentarlo para estrenarlas. Y este ha sido el resultado:

 

Porque al fin y al cabo el ramen no es otra cosa que un rico caldo al que se le añaden fideos de trigo y algunos ingredientes más como acompañamiento. Así que eso es lo que he intentado hacer hoy a pesar de que con el calor parece como que la palabra caldo provoca mareos instantáneos. 

No puedo poner una receta tal cual porque seguí varias a la vez, adaptándolas a mis circunstancias, y sobre todo a los ingredientes de los que disponía. Como base principal seguí la de esta web, donde se hacen dos caldos diferentes. El de pollo lo tuve haciéndose durante horas y horas. En lugar de sake utilicé brandy y no le puse jengibre. Tampoco conseguí el naruto kamaboko, esa cosa redonda con la espiral rosa que se ve en la primera foto que he puesto. Hay varios tipos de kamaboko, uno de ellos, y el que más conocemos aquí es el surimi. Lo de naruto viene del adorno en forma de espiral, que hace referencia a un remolino de mar que se forma en las costas de la ciudad japonesa de Naruto (¡Viva la Wikipedia!). ¿Conocéis el manga japonés de Naruto? Pues el nombre del protagonista viene de su tremenda adicción al ramen.





Bueno, el caso es que finalmente no quedó tan mal la cosa, y el caldo resulto muy sabroso. Repetiré sin duda, pero cuando llegue el frío otra vez. El ramen es una de esas comidas que sienta bien al estómago, es reconfortante y tiene una fácil digestión. En la película de The Ramen Girl incluso parece que tenga propiedades terapéuticas. ¿La habéis visto? Os la recomiendo. Aquí os pongo una secuencia en la que la protagonista, la tristemente fallecida Brittany Murphy, prueba el ramen en un momento de angustia existencial y siente su deliciosa magia. A partir de aquí su vida va a cambiar completamente.


 Aquí os dejo el trailer en inglés:


¿Habéis probado el ramen? ¿Os gusta? ¿Conocíais la película?

Dedico este post a Iñakipedia y a Aisiter, por descubrirme el maravilloso mundo del ramen; y a Rosesilence, por ser tan mona y animarme a cocinarlo con su estupendo regalo (nos comimos dos cuencos por barba a tu salud).

Muchas gracias por leer y comentar ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips