miércoles, 29 de diciembre de 2010

Viva Glam V y Viva Glam Cindy

No soy yo mucho de labiales. Así como tengo tropecientos mil coloretes, labiales tengo más bien poquitos. Pero ayer caí con el básico basiquísimo Viva Glam V (no sé cómo no me hice con él antes), y hace un par de meses con el Viva Glam Cindy.


Tengo para hacer dos o tres Back to Mac, y algunos labiales me llaman poderosamente la atención. Pero nunca me decido, me da cosa que los labiales se me rancien. ¿Hay algo más horrible que un labial rancio? 

Con estos dos no me pude resistir. Los labiales Viva Glam no se pueden canjear por los consabidos seis envases de plástico acabados, ya que el 100% de los beneficios de su venta van destinados al fondo MAC de lucha contra el SIDA. El envase de las Viva Glam sí que se puede usar para el B2M.

Viva Glam Cindy salió junto con el labial Viva Glam Gaga en febrero de este año, a España llegaron un poquito más tarde. Pronto se agotaron en todos los stands. Yo no les presté mucha atención hasta que hace un par de meses me dio por probármelas en la mano y me enamoré perdidamente del precioso tono coral rojizo del Cindy.  
Imagen de Google

Y ayer no sé por qué impulso extraño (supongo que todas lo conocéis) me hice con el V. Es precioso, cremoso y genial para todos los días.


Los dos tienen un acabado Lustre. Para no perderse con los acabados de los labiales MAC recomiendo el estupendo artículo del blog Maquillaje y otras hierbas

La compra del Viva Glam ha roto mi estancia en la Clínica de desintoxicación pontinguil. Un desastre. También caí finalmente con la NAKED una vez que ha vuelto a estar de stock, y le estoy dando un tute tremendo estas navidades. 

Y tras este momento confesión os enlazo a tres fondos de escritorio de pixelgirlpresents muy propios para estas fechas.


Espero que estéis pasando unas buenas fiestas. Gracias por leer y comentar y ¡Feliz 2011!



Momento Cindy

domingo, 19 de diciembre de 2010

Exhibit-A de NARS y cena oriental-mediterránea

La última vez que me llegó un descuento de HQhair no me pude resistir y me hice con el Exhibit-A. Que como comenté en mi entrada sobre mi perdición por los coloretes de NARS se encontraba en los primeros puestos de mi wishlist.


Puede parecer una locura de colorete. Super intenso. Así es, es increíblemente fuerte y muy pigmentado, como todos los de la marca. Pero aplicado correctamente deja un tono precioso y que da un efecto saludable y de buena cara. Para no parecer una muñeca pepona yo lo hago con la 188 de MAC, y si veo que me he pasado un poco, aplico polvos (Studio Fix compactos) con una kabuki y difumino aún más.

Os enlazo el vídeo de una de las responsables de mi compra. Spanish4real, es una chica super simpática que también se ha vuelto adicta a los coloretes de NARS. Y otro de Aishawari, en el que habla de el Exhibit A aproximadamente a partir del minuto 4:40. También Aishawari tiene un vídeo en el que da consejos sobre la aplicación de coloretes muy pigmentados. 

Y pasando de una tentación a otra ahora hablaré de la cena de ayer. Algunas veces nos da por hacer cenas temáticas y ayer tocó oriental-mediterránea. 

Volví a preparar el pan de pita casero, hummus y baba ganoush. Para el primero varié la receta de la anterior vez, porque en ésta ocasión me hice con tahín o tahini. Una crema hecha con sésamo que le aporta un sabor especial (la compré en un herbolario). Además también le añadí yogur griego a la mezcla, para hacerlo más suave y cremoso, y utilicé garbanzos cocidos por mí en lugar de los de conserva.

El baba ganoush es una crema hecha con berenjenas muy típica de Oriente Medio. 


Hummus o puré de garbanzos:

Ingredientes:
  • 450 gr. de garbanzos cocidos y un poco de su caldo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 yogur griego
  • 1/2 zumo de limón
  • Comino
  • Pimentón dulce
  • 3 o 4 cucharadas de tahín o tahini (crema de sésamo)
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y/o pimienta al gusto
  • Semillas de sésamo (opcional)

Elaboración:

Batimos los garbanzos con un poco de su caldo (mejor ir añadiéndolos poco a poco), los ajos, el medio yogur griego, el zumo de medio limón, y el tahini con un chorrito pequeño de aceite de oliva virgen y comino al gusto. Tendremos que conseguir una consistencia cremosa y sin grumos. Añadiremos también sal y pimienta al gusto. Para servir realizaremos unos pequeños surcos circulares con una cuchara y rociaremos con un chorro de aceite de oliva virgen y un poco de pimentón dulce. Si se quiere también se pueden añadir unas semillas de sésamo tostado.


Baba ganoush o puré de berenjenas:

Ingredientes:
  • 2 berenjenas 
  • 1 diente de ajo
  • 2 o 3 cucharadas de tahín (al gusto)
  • 1/2 yogur griego
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen
  • Pimentón dulce
  • Sal y pimienta
  • Comino
  • Semillas de sésamo tostado 

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es asar las berenjenas. Para ello las lavaremos bien y las cortaremos a la mitad longitudinalmente. Para que nos resulte más sencillo extraer la pulpa de la piel una vez asada es recomendable practicarle unos cortes a la berenjena, como si estuviésemos dibujando una rejilla. Las asaremos durante unos 25-30 minutos en el horno precalentado a unos 180-200º.

Una vez que tenemos las berenjenas asadas y se han atemperado (no queremos quemarnos). Extraemos la pulpa y la colocamos en un cuenco donde añadiremos el ajo, el tahín, el zumo de limón, el yogur griego, la sal, la pimienta y el comino al gusto, y un chorrito de aceite de oliva virgen. Batimos bien hasta conseguir una consistencia cremosa y decoraremos igual que en la receta anterior.

En las dos recetas, ingredientes como el yogur, la sal, la pimienta, el pimentón, las semillas de sésamo, el tahín, el comino... pueden variar según nuestros gustos y preferencias. El caso es encontrar el sabor y la textura que más nos convenza. 

Estas dos cremas y el pan de pita acompañaron el plato principal, que no realicé yo. Se trataba de un arroz basmati con carne y frutos secos sobre un lecho de repollo escaldado (me parto con los nombres de las recetas). Estaba buenísimo.



La cena la acompañamos de un rico vino ecológico de Madrid y de una lista de Spotify creada especialmente para la ocasión y que quiero compartir con vosotros.


Referencias web (como casi siempre, me leí unas cuantas recetas y luego hice mi propia versión)
Creo que no solo me he vuelto adicta a los coloretes de NARS, también al sésamo y todos sus derivados.

¿Os atrevéis con los coloretes muy pigmentados? ¿Habéis probado el baba ganoush y el tahín?  

Gracias por leer y comentar. ^_^

domingo, 12 de diciembre de 2010

Tallarines con tofu y gambas

Hace poco más de un mes entré en una tienda de productos ecológicos buscando algo especial para la cena de esa noche. Acabé llevándome un par de cervezas ecológicas y un paquetito de tofu.


Buscando posibles recetas por Internet al final me decanté por estos tallarines. Varié un poquito la receta original

Ingredientes:
  • Un paquete de tofu (puede ser ahumado o normal)
  • Tallarines (integrales, frescos...)
  • Un aguacate
  • Unos 300 gr. de gambas peladas (un puñadito ^_^)
  • Tomate natural troceado (o tomatitos, como en la receta original)
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • Sésamo tostado
  • Albahaca (fresca o seca, que fue la que yo usé)

Elaboración:
 
Mientras cocemos la pasta con un poquito de sal cortamos el tofu en dados y los freímos en aceite de oliva hasta que cojan un colorcillo dorado y muy apetitoso. Cuando esto ocurra será el momento de sacarlos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Una vez que la pasta esté cocida, la escurrimos, la enfriamos y la reservamos.

Picamos el ajo muy finito (yo utilizo la extrusionadora de Ikea cuando no quiero complicarme) y lo vamos dorando en un poquito de aceite de oliva con mucho cuidado para que no se nos queme. Añadimos las gambas peladas muy bien escurridas y las salteamos durante unos minutos hasta que estén hechas. En este momento  echamos  tres o cuatro cucharadas de tomate troceado o los tomatitos que queramos y un chorrito de salsa de soja. Una vez que esté todo incorporado, añadimos los dados de tofu y los tallarines y mezclamos bien.

Justo antes de servir pelamos el aguacate (si lo hacemos antes tendremos que echarle unas gotitas de limón para que no se oxide y coja ese feo color marrón) y lo cortamos en tiras. Emplatamos los tallarines y colocamos las tiras de aguacate por encima. Espolvoreamos con un poco de sésamo tostado y con la albahaca (podemos añadir también un poquito de parmesano en polvo).

Acompañamos la cena, a la que bautizamos como "Ecocena", con ésta rica cerveza ecológica sin filtrar. Cómo me gusta una buena cerveza bien fresquita. 


Si os gusta el tofu os recomiendo que probéis el plato,  está riquísimo y es ligero y diferente.  

¿Soléis comprar productos ecológicos? ¿Os gusta el tofu?

Gracias por leer y comentar ^_^

domingo, 5 de diciembre de 2010

¡Bento!

El bento es otro invento japonés que viene a significar "ración de comida para llevar". Si algún experto en japonés me quiere corregir, bienvenido sea. Desde que vi el primer tupper de bento, o bentobako, he sentido una especial atracción. Hace unos años tuve un par te tarteritas de plástico que compré en un bazar chino y que eran para bento sin yo saberlo. Venían muy bien cuando tenía que quedarme a comer en la facultad. Como tenían dos pisos podía llevar dos cosas diferentes. 



Ahora que vuelvo a tener que comer fuera todos los días he decidido comprarme un bentobako en condiciones. Tras mucho mirar me decanté por hacerlo por eBay  y me compré un kit completo que viene con el bentobako (el tupper/tartera en sí), una bolsita para llevarlo, un tenedor, y unos palillos. Los hay de todos los tamaños y formas, yo me compré para empezar el  chiquitín que podéis ver en la foto. Parece más grande de lo que es en realidad. Caben dos raciones de comida bastante majas y lo puedo llevar cómodamente en el bolso. Además es apto para microondas y lavavajillas.

En Japón, el bento se puede hacer en casa o se puede comprar ya hecho para llevar. 
Y si uno se pone a buscar bentos por Internet se puede encontrar con maravillas como éstas:







Yo no aspiro a hacer nada ni de lejos parecido. En principio me lo he comprado porque es muy cómodo de llevar y porque tiene dos pisos, lo que me permite llevarme dos platos diferentes. Pero también he comprado algún accesorio Kawaii (significa algo así como "mono", o "cute", en japonés) para decorar mis bentos.


He comprado unos mini moldes de silicona para separar los alimentos, unas salseritas super monas para llevar los aliños (salsa de soja, aceite, vinagre...), y unos pinchos decorativos con forma de animales kawaiosos. Pero ya tengo una lista con un montón de accesorios más. Cortadores con formas, troqueladoras de alga nori, más salseras con formas de animales (las que he comprado son demasiado pequeñas), hay miles de chorradas, lo que me faltaba...


Si queréis haceros con un tupper bento lo podéis comprar a través de eBay, que fue mi opción. Si queréis evitar problemas con aduanas y no os importa pagar un poquito más, tenéis la opción de la tienda francesa Casa Bento, que tiene bentobakos para todos los gustos y necesidades. Serios, infantiles, pequeños, grandes... (por cierto, también venden Blythes y Pullips). 

Adegea de vez en cuando le hace unos bentos super majos su hija. Les pone unas notas encantadoras con dibujo y todo. 

Referencias web:
  • Wikipedia 
  • Un estupendo artículo de monkeyzen donde explican genial lo que es el bento
  • La cocina de Bender (link roto)
  • Una galería de Flickr llena de bentos chulísimos
  • Recetas e ideas para bento en Cookingcute
  • Más ideas y recetas para bento en Justbento
  • Y más en Lunchinabox
Prometo poner foto si me sale algo decente. ^_^

¿Qué os lleváis vosotros para comer de tupper en el trabajo? Dadme ideas.
Gracias por leer y comentar.
Por cierto ¿odiáis tanto como yo el editor de blogger?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips